Descubre el Delta del Río Mekong al ritmo del pedaleo

Descubre el Delta del Río Mekong al ritmo del pedaleo

Con sus nacientes en los himalayas, el río Mekong recorre más de 4350 km y numerosos países de Asia, hasta su llegada al sur de Vietnam en donde se divide en 9 brazos en su desembocadura, dando lugar al famoso delta del Mekong. Miles de turistas lo visitan cada día, pero solo unos pocos logran descubrir su verdadero espíritu, explorarlo en bicicleta es una de las mejores maneras de lograrlo.

No importa si eres un experimentado ciclista o tan solo usas la bicicleta ocasionalmente, con gran variedad de paisajes y un terreno sin gran dificultades ni pendientes pronunciadas, organizar un viaje en bicicleta por esta región del sur de Vietnam es la opción ideal para contribuir al turismo rural, en contacto con las pequeñas comunidades y de una forma amigable con el medioambiente

Tra Vinh, Lago Pagoda

La ciudad de Ho Chi Minh es el punto de partida ideal para aventurarte al Delta del Río Mekong, aquí podrás llegar fácilmente desde cualquier parte del mundo con gran variedad de opciones de vuelos.

El Delta no es una región pequeña, ocupa una superficie de más de 40.000 km² y se divide en 12 provincias. Es posible visitarlo en un día, pero para disfrutarlo en su esplendor, sería ideal aventurarse al menos tres días. 

 

 

Ferry

A menos de dos horas de Ho Chi Minh, se encuentra uno de los mejores puntos de partida, en la provincia de Ben Tre. Pequeños senderos, entre plantaciones frutales, y grandes palmeras cocoteras, te darán la bienvenida, podrás recorrer más 40 kilómetros por estos caminos rurales, casi sin notarlo.
Numerosos ríos se interponen en el camino, pero siempre habrá un pequeño puente o ferry local para ayudar a sobrepasarlos. Cuando las piernas piden un descanso, podrás apoyar a los comercios locales que ofrecen deliciosos cocos o jugos de caña de azúcar preparados frente a tí. Al final de cada día podrás optar por numerosos alojamientos, desde pequeñas residencias locales compartiendo momentos con los anfitriones, o cómodos hoteles de estándares internacionales.

 

El segundo día puedes elegir explorar la región de Tra Vinh, que ofrece unos escenarios completamente diferentes a los del primer día, en la ruta encontrarás numerosas pagodas Kemer, similares a las que podrás encontrar en Camboya, debido al  gran número de habitantes de este origen en la provincia. En las áreas rurales los arrozales son los protagonistas del día, grandes campos verdes acompañarán tu ruta. La distancia a recorrer no es lo más importante, adaptándose al estado físico del grupo.

 

Pagoda Khmer, Tra Vinh
 
 
 Para el último día, la provincia de Camau, en el extremo Sur del país es de las menos exploradas por los turistas. En cada pueblo numerosos habitantes locales suelen acercarse a los visitantes, felices de ver un nuevo rostro por sus tierras, y aprovechar la ocasión para ofrecerte una bebida o pedirte una foto para el recuerdo. Junto a los senderos de la provincia, las granjas de camarones y peces te sorprenderán, al encontrarse muy cerca del mar, todos los ríos están mezclados con agua salada, dificultado el cultivo es sus tierras. El cicloturismo en Vietnam no se encuentra muy desarrollado, pero ya es posible encontrar excelentes compañías para organizar este tipo de viajes, con equipamientos de calidad internacional, gran variedad de itinerarios y guías expertos en la materia. Viajando a paso lento y fuera de los circuitos tradicionales estarás ayudando a las economías rurales, llevando los beneficios del turismo a los que más lo necesitan.