El auténtico mercado flotante de Cai Rang en el delta del Río Mekong

El auténtico mercado flotante de Cai Rang en el delta del Río Mekong

En el emblemático Río Mekong, el mercado flotante de Cai Rang reúne cada día miles de pequeñas embarcaciones para comercializar desde diversas frutas y vegetales cultivados en los poblados de este gran Delta al sur de Vietnam, hasta deliciosas sopas y cafés vietnamitas preparados a bordo.

Cercano a la ciudad de Can Tho, la más grande del sur de Vietnam con más de un millón de habitantes, en un de los 9 brazos del Delta del Río Mekong, los primeras luces del amanecer dan inicio al mayor mercado flotante del país. Donde los habitantes de los poblados colindantes con el fin del  Río Mekong, con sus nacientes a miles de kilómetros en el Tibet, vienen a comercializar sus cosechas y comprar productos para revender en los mercados locales. 

El mercado de Cai Rang brinda a los visitantes un experiencia única y auténtica de la realidad de los habitantes locales, este no es un mercado turístico. Aquí el comercio es real y al por mayor, en donde los comerciantes compran las mercaderías para abastecer sus negocios de venta minorista, en sus pequeños poblados. 

Vendedores de Calabazas exibiendola en el bambú

La mejor forma de visitar Cai Rang, es alojarse desde el día anterior en la ciudad de Can Tho, en donde puedes encontrar hoteles de todas las categorías y todos los servicios necesarios para el turista.El día de la visita se debe madrugar, el mercado inicia a las 5 de la mañana y finaliza antes de las 11, siendo el amanecer el mejor momento para descubrirlo. 
Desde el centro de Can Tho, a unos pasos de los hoteles, decenas de pequeñas embarcaciones estarán listas para ofrecer el traslado y visita al mercado. 

 

Tras unos 30 minutos de navegación en una típica barca local, encontrarás al cruzar debajo un puente una señal de bienvenida a “Cho Noi Cai Rang”, mercado flotante de Cai Rang, inmediatamente, se puede observar miles de embarcaciones llenas de mercaderías intercambiando sus productos. Las más grande se encuentran ancladas, en grupo de hasta 5 barcas, y las pequeñas circulan entre ellas en busca de los mejores precios y productos. 

Vendedor de las sopas Bun bo

Para saber qué vende cada barca es muy fácil, cada vendedor tiene sus productos exhibidos en una larga caña de Bambú, que recuerda a un mástil y su bandera. Pero en lugar en banderas verás Sandías, piñas, calabazas, frutas del dragón y cientos de otros productos locales. 

Probablemente estarás hambriento luego de despertar al amanecer, y dejar el hotel antes de que comiencen a servir el desayuno. Pero eso no es un problema, pequeñas barcas se acercarán a ofrecer sus comidas, como Pho y Bún Bó (Sopas típicas con fideos de arroz, vegetales y carnes) o sí aún no acostumbras a desayunar una deliciosa sopa, también venden sándwiches de baguette para todos los gustos. No olvides de probar el típico café vietnamita, con leche condensada y hielo es la recomendación local. Si te siente con suerte, otro clásico, es la barca que vende boletos para la lotería local.

Al finalizar la visita es recomendable pedir desembarcar en el mercado terrestre, ubicado a orillas del río, para ver los vendedores minoristas comercializar los productos que compraron previamente en el río y ahora venden al público para cocinarle a sus familias y en sus restaurantes, siguiendo la ruta de la mercadería en la vida cotidiana de los locales.