MARAVILLOSAS DE BIRMANIA 12 DÍAS 9 NOCHES

MARAVILLOSAS DE BIRMANIA 12 DÍAS 9 NOCHES

DÍA 2 : … Mandalay

Bienvenida a Mandalay, antigua capital real del Myanmar. La ciudad ofrece un panorama de las ricas tradiciones y de la cultura de la región, una época pasada ahora, pero con signos de un vibratorio futuro. Después de las formalidades de llegada, dirección al centro de la ciudad con un vehículo privado (30km ; traslado de más o menos una hora).
Almuerzo libre y cena en un restaurante local. Noche a Mandalay.

DÍA 3: Mandalay, Amarapura, Mandalay

De madrugada, irán en el camino de Amarapura, una de las antiguas capitales del Myanmar. Ahí se encontrarán un negocio floreciente de tinta de la seda, así que una de las escuelas monásticas las más grandes, con varios miles de monjes viviendo ahí. Tomen el tiempo de explorar los sitios antes de salir por el puente U Bein. Este increíble edificio de teca se extiende sobre más de 1,2 km, por encima de un pequeño lago, y es un agradable lugar para disfrutar de los últimos rayos del día al lado de locales, reunidos por la puesta del sol.
Por la tarde, explorarán sitios históricos de la ciudad de Mandalay. Primero, viajen hasta la estatua de Buda Mahamuni, cubierta de numerosas capas de hojas de oro. Sigan hasta la pagoda Kuthodaw (también llamada “Libro más grande del mundo”, donde los textos sagrados budistas son grabados en más de 700 losas de mármol. Se podrá encontrar una gigante estatua de mármol de Buda a Kyauktawgyi, así que el monasterio Shwenandaw, conocido por sus grabados de madera, de una increíble precisión.
Antes de la puesta del sol, irán al monasterio Shwe Kyin, un apacible sitio, el ideal para terminar un día de visitas en la ciudad de Mandalay. Observen a los monjes empezar la recitación cotidiana de salmodias. Así, sumerjan dentro de uno de los ritos budistas los más importantes del país.
Almuerzo y cena en un restaurante local. Noche a Mandalay.

DSC08969

DÍA 4 : Mandalay, Mingun, Ava, Mandalay

De Mandalay, embarquen en un barco local por 1 hora de trayecto, en toda relajación, en el río Irrawaddy, hacia Mingun. Descubran la belleza y los colores de Mingun, empezando por la famosa Pagoda Mingun, que habría podido ser el templo el más grande del mundo, si el rey Bodawpaya no había abandonado su construcción antes el fin. La construcción de este enorme edificio en tejas fue interrumpido después que una superstición hubiera predicho la muerte del rey si el templo era terminado. Una de las particulares de este impresionante edificio son las enormes grietas y su aspecto de ruina. En efecto, un violento seísmo sacudió la región en Marzo 1839 y dividió el monumento, lo reduciendo en ruinas. Cerca de la pagoda, vayan a ver la famosa campana de Mingun, que hace 90 toneladas, tiene la pretensión de ser la más grande en el mundo, todavía funcionando. Siguan la descubierta de Mingun, después de la campana, con la magnífica pagoda Hsinbyume, a la arquitectura no muy común y bordeada de historias y leyendas. Debe ser una representación de la pagoda Sulamani que, según el plano budista del cosmos, emerge en la cima del monte Meru (la montaña que se sitúa al centro del universo). Fue construida en 1816 por el nieto y sucesor de Bagyidaw Bodawpaya, y dedicada a la memoria de su primera esposa, la princesa Hsinbyume (señorita de “elefante blanco”, nieta de Bodawpaya, 1798-1812), que murió al nacimiento. Después, regreso al barco por Mandalay.
Luego, vamos por Ava, que fue la capital del país del XIV al XVIII siglo. Cruzarán el río en transbordador local, y irán tomar una calesa para ir al monasterio de madera de Bagaya, famosa por sus esculturas sobre madera. Luego, verán la Torre Nanmyint – igualmente llamada “la torre inclinada de Ava” – uno de los vestigios del antiguo palacio y del monasterio de Maha Augmye Bonzan.
Almuerzo y cena en un restaurante local. Noche a Mandalay.

DÍA 5 : Mandalay, Bagan por carretera (4h30)

Esta mañana, vamos por Bagan a través de una carretera fascinante. Bordean la orilla este del Irrawaddy y cruzan los encantadores pueblos en la ruta por Myingyan. A lo largo del viaje, tendrán vistas sobre los campos de mijo, de sésamo, algodón, maíz, arroz, y numerosos otras leguminosas. Entre las diferentes rutas que conectan Mandalay y Bagan, la que cruza Myingyan es ciertamente la más fascinante. A Myingyan, tendrán la ocasión de hacer una pausa. Después, de nuevo en la ruta, escalas previstas en los encantadores pueblos de Shwe Pyi Tha, un pueblo de agricultores en aquello caminará al encuentro de locales viviendo simplemente. Seguirán la ruta hacia Bagan.
Almuerzo y cena en un restaurante local. Noche a Bagan.

DÍA 6 : Bagan

Después del desayuno, cita al mercado animado de Nyaung Oo donde los locales vienen cada día intercambiar los productos frescos y otras mercancías. Luego, empezarán la descubierta con la visita de la famosa pagoda Shwezigon erigida al principio del siglo XI, por el rey Anawrahta. Salida hacia un pueblo, tomando caminos polvorientos y pasillos sombreados, bordeados de templos y monasterios. Irán a explorar el pueblo caminando para descubrir el modo de vida de los habitantes de Bagan. Seguirán con la descubierta de monumentos menos conocidos, lejos de las masas de turistas, en función de sus deseos, por el resto de la mañana. Si lo quieren, una corta excursión será posible para descubrir monumentos que les ofrecerán una perspectiva única de Bagan.
En la tarde, visita de un taller de laca para descubrir las técnicas tradicionales de fabricación de uno de los productos artesanales las más apreciados en el país. Seguimos con el templo Ananda, considerado como una joya de Bagan. Construido en el estilo Mon, el templo Ananda alberga 2 imágenes distintivas de Buda, cuyas expresiones cambian por efecto visual. De ahí, salida por un camino en calesa por la puesta del sol, pasando por los templos Thatbyinnyu – el más alto de Bagan y el enorme Dhammayangyi, reconocido por la finura de su construcción en tejas.
Almuerzo en un restaurante local, con un espectáculo de marionetas birmanas. Noche a Bagan.

myanmar-bagan_it

DÍA 7 : Bagan, Monte Popa, Kalaw

Hoy, es tiempo de salir de Bagan y empezar el viaje con la ruta (6 horas) hacia Kalaw. Cruzando las colinas Shan en una ruta sinuosa, tomarán fascinantes imágenes de la vida rural birmana.
En camino, les invitamos por una excursión al monte Popa que es, según los budistas, ocupado por los espíritus Nats birmanos. Hoy, Popa es un alto lugar de peregrinación por los turistas por aquellos existen diferentes espíritus conocidos como los “Nats”. El afloramiento rocoso es logrado por un enorme monasterio en el cual accedemos con una escalera de 777 marchas. Seguirán la ruta para llegar a la estación climática de Kalaw. Esta aldea es un sitio donde podrán respirar el aire puro, sentir su ambiente agradable, y admirar sus árboles verdes y sus lindos senderos.
Almuerzo y cena en un restaurante local. Noche a Kalaw.

DÍA 8 : Kalaw, Pindaya, Lago Inle

Salida por la pequeña ciudad de Pindaya y visita de sus famosas cuevas con más de 8.000 estatuas de Buda. Visita de un taller familiar de fabricación de sombrillas. Comida. Ruta por el pueblo de Nyaung Shwe, uno de los accesos del lago Inle (2h30 de ruta). Traslado al muelle de Nyuang Shwe y embarque a bordo de piraguas motorizadas para ir al lago (si el hotel se sitúa en el lago).
Almuerzo y cena en un restaurante local. Noche a Nyaung Shwe o en el lago.

DÍA 9 : Lago Inle

Después del desayuno visitarán el mercado del lago (el mercado no se celebra los días de nueva y llena luna). El mercado cambia de localidad siguiendo un calendario de 5 días. Cada día, los habitantes del lago van ahí, como los miembros de las tribus vecinas para vender y intercambiar bienes.
Al mediodía, pararán en una familia Intha para comer en casa de huéspedes.
Seguimos el paseo en piragua, en el lago, a la descubierta de maravillosos pueblos lacustres Intha, de sorprendentes jardines flotantes, pero también del único estilo de los pescadores de Inle, remando de pie, con una pierna. Visita del monasterio Nga Hpe Chaung con su colección de antiguas estatuas de Buda. En el pasado, este templo era conocido por sus “gastos saltadores” pero hoy, no quedan más que unos felinos salvajes y ningún de ellos salta en aros como antes. Luego, dirección a la pagoda Phaung Daw Oo, el principal santuario del lago, que alberga cinco estatuas sagradas de Buda, cubiertas de panes de oro. Descubrirán el arte variado de Inle, con la visita del pueblo de Inpawkhone conocido por su tejido de la seda, de fibras de loto, un taller de fabricación de “cheroots” (cigarios birmanos), o de herreros. Al fin del día, traslado al hotel por un descanso bien merecido.
Almuerzo en casa de huéspedes. Cena al hotel. Noche a Nyaung Shwe o en el lago.

DSC09387(1)

DÍA 10 : Lago Inle, Heho/Yangon

Después del desayuno, viajan una hora en barco, a lo largo de un canal, que conduce a el pueblo Pa-Oh de Indein, situado en la orilla oeste del Lago Inle. Callejear en el pueblo antes de empezar el ascenso para llegar a la cumbre de la colina.
Una vez llegados, serán acogidos por una magnífica estatua de Buda, que domina en medio de cientos stupas en ruina, invadidas por la vegetación. El complejo de la Pagoda Indein es, sin duda, uno de los sitios los más impresionantes del lago, reuniendo un ciento de stupas cubiertas de espuma y vegetación.
Por la tarde, traslado al aeropuerto de Heho por el vuelo hacia Yangon.
Almuerzo y cena en un restaurante local. Noche a Yangon.

Inle

DÍA 11 : Yangon …

Paseen en el barrio colonial de Yangon donde se sitúa la Iglesia Baptiste Immanuel, construida en 1830, luego sigan a caminar a través de pequeñas callejuelas donde se encuentran mercados y puestos de comida. No olviden una parada fotografía a la pagoda Sule, símbolo del centro de la ciudad, construida ya hace más de 2.000 años. Parada al mercado Bogyoke (Scott Market – cerrado el lunes y días festivos). Ahí, podrán caminar entre los puestos de artesanía y de tejidos, y, a lo mejor, comprar un recuerdo de la estancia al Myanmar.
Visita de la pagoda Kyaukhtatgyi que alberga un buda acostado, largo de 70 metros.
La última parada del día es la legendaria Pagoda Shwedagon, sin duda el sitio el más impresionante del país.
Traslado al aeropuerto y vuelo de regreso.
Almuerzo en un restaurante local.